Storytelling al estilo Campbell para transmitir tu identidad de marca

Storytelling identidad de marca
Photo by Mike Erskine on Unsplash

Hace mucho tiempo un hombre que surcaba los mares avistó una sirena.

En la lejanía pudo ver una aleta entre las olas y una voz dulce que le atraía hacia las profundidades del océano.

¿Te suena?

Es una historia que se ha visto en numerosos libros y películas.

Las sirenas siempre han formado parte de nuestras leyendas, pero nunca se ha podido averiguar cuál es su origen.

Son un mito.

Joseph Campbell fue un hombre que estudió los mitos y las leyendas desde hace más de 30 años.

Y en el mundo del marketing se ha utilizado mucho el recurso de las historias.

Es decir, del storytelling para transmitir la identidad de una marca.

Según él, el mito o monomito es un relato universal que sigue un patrón básico y que se haya en muchos relatos de todo el mundo.

Imagínate, un mito universal con un patrón que se repite.

Le llamó “el viaje del héroe”.

Seguro que te suena. Varios cineastas y escritores lo han utilizado a lo largo de los años.

Lo más interesante es que para Campbell el mito es como un guía espiritual para entender nuestra sociedad.

Como un mapa.

Desde siempre los mitos han gustado porque narran un relato de aventuras y de peligros donde el héroe lucha hasta su victoria o muerte.

Cuando de pequeño te contaban una historia bajo la luz de la luna, en tu cama o ante un fuego chispeante no podías parar de escuchar. Es algo genético.

Desde que el ser humano apareció en la Tierra las leyendas han formado parte de nosotros.

Una historia logra que empatices con sus personajes y creas que estás allí con ellos, viviendo sus aventuras.

Si tienes un negocio online uno de los recursos que puedes y debes utilizar para conectar con tus clientes es el storytelling.

El storytelling sirve para transmitir la identidad de tu marca.

Pero para contar una historia de tu empresa, sea la que sea, necesitas conocer los puntos más importantes de un relato.

 

¿Cómo escribir la identidad de marca de tu empresa a través del Storytelling?

Antes de ponerte a escribir necesitas investigar.

Un buen storytelling no es solo la forma de contar la historia, sino también qué es lo que estás contando y por qué.

Ya sé que conoces tus productos o servicios a la perfección.

Pero aparte de investigar el interior de tu empresa, tienes que averiguar cómo te perciben tus clientes y cómo es el mercado donde te desenvuelves.

Una vez tengas conocimiento de todo esto es entonces cuando tienes que decidir qué contar.

Para transmitir la identidad de tu marca necesitas hallar el enfoque de tu historia.

Los orígenes de tu empresa, un aspecto curioso de tu producto, las relaciones de tus clientes con tu empresa, etc.

Después tienes que estructurar la historia.

Según el mitólogo y antropólogo, Joseph Campbell, el viaje del héroe se divide en varias etapas.

Para contar tu historia puedes utilizar este recurso que es un clásico.

Seguir los patrones universales de la psicología humana puede ayudarte a que conectes con tus clientes.

Son 12 etapas las del viaje del héroe, pero las vamos a resumir en las 8 más importantes:

  1. El mundo ordinario
  2. El llamado a la aventura
  3. La reticencia del héroe
  4. El encuentro con el mentor
  5. El cruce del umbral
  6. El desafío más grande
  7. La recompensa
  8. El retorno a casa

Como puedes ver estas etapas forman la estructura básica narrativa de presentación, nudo y desenlace.

Solo que las etapas de Campbell son más específicas.

Una vez hayas investigado tu empresa, su entorno y sus relaciones con tus clientes y decidido qué historia contar, solo falta elegir qué estructura seguir.

Puedes escribir tu historia siguiendo la estructura básica de narración, como la historia de Juan que conté en este artículo.

O puedes elegir varias de las etapas de Campbell.

Pero, por favor, no intentes contar tu historia con las 8 etapas o puedes volver loco a tu cliente.

Y a ti mismo también.

La historia tiene que tener un mensaje claro, con personalidad y que refleje los valores de tu marca.

Tiene que ser un todo integrado.

La identidad de tu marca está formada por el logo, los colores de tu empresa, las imágenes o vídeos, los textos de tu página web, los artículos del blog, tus redes sociales y la publicidad.

Todo ello tiene que seguir una línea similar.

Para crear la imagen de tu marca tienes que seguir una estrategia de storytelling integral en cada uno de tus textos.

 

¿Cuál es la clave del storytelling para crear una identidad de marca apoteósica?

Primero hay que tener una cosa clara, a tus clientes no les importa tu producto.

Así de claro.

Ellos se preocupan de sus necesidades, de lo que tu producto puede hacer por ellos. Qué les hace sentir.

Cuando escribas la historia de tu empresa enfócate en tus clientes.

Que ellos sean los protagonistas o que se sientan identificados.

Si decides que tu empresa o tus productos sean los protagonistas, que tus clientes tengan importancia en la historia.

Para Apple sus ordenadores son lo mejor de lo mejor, pero en todos sus anuncios son los clientes los protagonistas reales.

Los sentimientos de Laura al comprar un Mac va más allá de tener un ordenador ligero y potente. Es el sentimiento de pertenencia de una tribu urbana, sofisticada y moderna.

Tienes que crear vínculos emocionales entre tu empresa y tus clientes.

En los próximos artículos vamos a repasar cada etapa del viaje del héroe con ejemplos de empresas reales, para que puedas implementarlas en tu negocio.

Cautiva a tus clientes como si fueras la sirena y ellos los viajeros que se embarcan en una cruzada por el impetuoso océano.

¿Cómo construirías el storytelling de tu empresa?

...
.
Estoy de acuerdo a que mi información personal se transfiera a MailChimp ( more information )
Para cumplir con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) y entender que tus datos están seguros, debes leer y aceptar la política de privacidad. Tus datos serán guardados en Mailchimp, proveedor de email marketing, que también cumple con el RGPD, así que todo está protegido y amparado por la ley. Si en algún momento no quieres seguir recibiendo los emails puedes darte baja y problema resuelto.