Escribir borracho y editar sobrio es una frase de Hemingway, pero ¿conoces sus 2 sorprendentes técnicas para escribir mejor?

Hemingway técnicas para escribir mejor

La primera frase siempre es la más difícil.

Hay que conseguir que la mente del lector explote solo con leerla para que no pueda despegar sus ojos del resto de párrafos.

Y siga leyendo, más y más, hasta llegar al final.

Ernest Hemingway era un maestro en este asunto, sabía cómo incitar la curiosidad del lector y que este necesitara seguir leyendo.

Parece un superpoder, y quizás para algunos lo sea, pero es trabajo. Mucho trabajo detrás de cada palabra y de cada párrafo. Hemingway tenía un estilo de escritura que parecía sencilla y fácil de leer pero que expresaba profundidad.

Él fue periodista antes de ser novelista y trabajó por primera vez como reportero en el periódico Kansas City Star. En ese lugar Hemingway creó su base de escritura.

 Gracias al libro de estilo de ese periódico que decía: “Utilice frases cortas. Utilice primeros párrafos cortos. Use un lenguaje vigoroso. Sea positivo, no negativo”.

Su estilo giró en torno a las frases cortas.

Si has leído alguna novela de  Hemingway o un relato suyo, sus frases cortas y sencillas transmiten mucho más de lo que aparentan.

Como esta frase de su novela “París era una fiesta:

 “Sentía la soledad de muerte que llega al cabo de cada día de la vida que uno ha desperdiciado”.

¿Cómo lograba Hemingway transmitir tanto con palabras sencillas?

Pero ese no es su único consejo de escritura, las frases cortas y concisas. Él tiene otras dos técnicas que son muy útiles y que te ayudarán a mejorar tu estilo de escritura, para que tus lectores no puedan parar de leer.

 

Cómo escribir como Hemingway y dos consejos muy útiles que querrás utilizar ya mismo en tus textos

Antes de explicar cuáles son las dos técnicas para mejorar tu escritura, hay que repasar cómo Hemingway llegó a ser uno de los mejores novelistas del siglo XX.

Este escritor es conocido, además de sus novelas, por su obsesión con la bebida y por los toros.

Ya se sabe que los Sanfermines le pirraban, y como todo escritor borracho su historia es triste y termina mal.

Con un padre violento que se suicidó, Hemingway desarrolló una actitud imprudente en su vida. Las fiestas, las mujeres, la bebida y la sensación de peligro le hacían ser un escritor audaz y con mucha experiencia detrás.

Gertrude Stein, famosa escritora y mecenas de artistas, fue la mentora de Hemingway. Le presentó a artistas y escritores expatriados en Paris, a los que él se refirió como la Generación Perdida en un su novela París era una fiesta.

En esa época Hemingway se codeó con los mejores escritores y artistas, como Fitzgerald, y ambos bebían como cosacos. Llegaba hasta tal punto su adicción al alcohol que Hemingway empezó a beber con 15 años. Y como dijo él era lo que más le había proporcionado placer en la vida.

Hemingway bebía de todo, whisky, mojitos, daiquiris  y su famoso Muerte en la tarde, a base de absenta y champán. 

Escritores como él, Fitzgerald o Tennessee Williams bebían para poder vivir y sobrellevar mejor su pasado.

Como dice el libro “El viaje a Echo Spring” de Olivia Laing  son escritores que han tenido una pareja de progenitores totalmente freudiana: una madre autoritaria y un padre débil, desprecio por sí mismos y cierta sensación de ineptitud, conflictos e insatisfacción respecto a su sexualidad y vergüenza de sus orígenes humildes en la mayoría de los casos.

A pesar de su lado más fiestero y oscuro, Hemingway también utilizaba el alcohol como píldora para escribir.

“Cuando trabajas duro todo el día con la cabeza y sabes que tienes que trabajar de nuevo al día siguiente, ¿qué otra cosa sino el whisky puede cambiar tus ideas y hacer que se muevan en un plano diferente?”. Palabras textuales de Hemingway, según un artículo del País.

Hemingway llegó a ser uno de los mejores escritores del siglo XX por sus técnicas de escritura y por su facilidad a la hora de transmitir emociones.

Y como toda historia con inicios turbulentos y mucho alcohol, Hemingway se suicidó a los 62 años en su casa.

El consejo no es beber hasta la muerte, sino la genialidad de Hemingway de escribir frases que parecen sencillas, pero que encierran mucho trabajo y profundidad.

Para lograr un efecto similar al de Hemingway vamos a repasar dos de sus técnicas de escritura.

 

1# consejo de Hemingway para mejorar tu estilo de escritura: Teoría del iceberg

Hemingway concibió esta teoría en 1923 después de terminar su cuento “Out of Season”. En su novela “París es una fiesta” desveló que el final de ese cuento lo omitió.

Su intención era escribir la escena final del anciano ahorcándose.

Pero en vez de dejar la escena la omitió totalmente, ya que según él se puede omitir información importante de una novela para reforzar la narración.

Hemingway aprendió a sacar el máximo provecho de las palabras, cómo recortar frases y evitar ruido residual, para multiplicar la intensidad.

Para él los hechos flotan sobre el agua, mientras que la estructura que da soporte, incluyendo el simbolismo, se encuentra fuera de la vista.

Como un iceberg.

En su ensayo “The Art of the Short Story” Hemingway habla de esta técnica: “Si uno omite cosas o acontecimientos importantes que uno conoce bien, la historia se fortalece. Si se deja u omite algo porque uno no sabe, la historia no tendrá ningún valor. La prueba para cualquier historia es la calidad de las cosas que usted omite, no sus editores”.

Para él saber qué parte omitir en tu historia es reforzarla, porque eso hace que el lector sienta.

Por eso Hemingway utilizaba frases expresivas que reflejaban el mundo con un lenguaje sencillo y claro.

Hemingway quería que el lector sintiera la historia, y para eso el lector tiene que llenar los vacíos de las omisiones con sus sentimientos.

Así que practica esta técnica, omite información en tus textos para crear misterio y curiosidad en tus lectores. Y para que estos sientan esos textos. Puedes omitir al principio de tu historia hablar directamente de tu producto o tu servicio y enfocarte más en una historia que destaque sus beneficios.

Ya sabes, menos es más.

2# consejo de Hemingway para mejorar tu estilo de escritura: las pinceladas de Cézanne

La otra técnica interesante de Hemingway es la de inspirarse en las pinceladas del pintor Cézanne.

Él quería escribir como pintaba Cézanne.

Este pintor creaba, para después descomponer lo creado y poder construir su obra final.

Hemingway cuando estaba aprendiendo el oficio de la escritura quería escribir frases sencillas y verdaderas, él quería expresarse como lo hacía Cézanne.

El secreto de este pintor, según Hemingway, estaba en cada una de sus pinceladas, que eran abiertas, con textura y sutiles. Cada pincelada estaba llena de emoción.

Cada pincelada trataba de captar la mirada, pero al mismo tiempo quería construir una obra más profunda, y a la vez misteriosa.

Eso es lo que Hemingway quería hacer con sus frases.

Escribir frases y párrafos a primera vista sencillos, pero llenos de variaciones y de una emoción que el lector no pueda encontrar en las propias palabras, sino en la omisión o en el misterio de la propia obra.

Quería que el lector se sintiera cómodo, como si dialogara con él. Pero la complejidad de Hemingway se nota más en la puntuación y las variaciones de la redacción, como una narración ambigua.

En vez de decir, Hemingway quería lograr la impresión. Como Cézanne.

Esta técnica funciona plasmando el sentimiento que quieras en la prosa, pero que el lector lo sienta a través de los espacios en blanco entre las palabras o entre los párrafos.

 Así al lector no le llega solo información, sino una emoción a través del ritmo de las frases y de los párrafos. Y la emoción le llega con sutileza para que la imaginación del lector capture el texto por completo y su significado.

Para Hemingway las palabras eran pincelas de pintura y el texto una obra musical.

¿Y cómo puedo aplicar estas técnicas en mis textos?

Toda técnica necesita mucha práctica y paciencia.

Empieza por practicar una de las dos técnicas de Hemingway, piensa en qué texto podrías utilizarla y hazlo.

Si no te gusta el resultado vuelve a empezar.

De esta forma cogerás soltura a la hora de escribir y te notarás más suelto y que tú estilo estará más pulido.

En mi lista de suscriptores envío varios emails a la semana con consejos de escritura, de copywriting y de storytelling.

En un negocio online es importante dotar a los textos vida para que el lector sienta una emoción y tenga ganas de realizar una acción, como puede ser comprar un producto.

Por eso es tan útil el copywriting y el storytelling.

Escribir requiere de trabajo y técnica, pero con paciencia y tiempo todo llega.

Si quieres mejorar tu estilo de escritura mis consejos te ayudarán a concentrarte y enfocarte en pequeñas técnicas, que poco a poco conseguirán pulir tu estilo y tu eficacia a la hora de vender.

Y mientras mejoras tu escritura, qué mejor que honrar a uno de los grandes escritores del mundo que con una copa de whiskey a la salud de Hemingway.

Porque cada segundo cuenta y cada palabra contiene un significado.

...
.
Estoy de acuerdo a que mi información personal se transfiera a MailChimp ( more information )
Para cumplir con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) y entender que tus datos están seguros, debes leer y aceptar la política de privacidad. Tus datos serán guardados en Mailchimp, proveedor de email marketing, que también cumple con el RGPD, así que todo está protegido y amparado por la ley. Si en algún momento no quieres seguir recibiendo los emails puedes darte baja y problema resuelto.