Emprender online sin volverte loco

Emprender sin volverte loco

Ay el emprendimiento, es como una patada en el culo.

Para algunos es el horror en persona y para otros es el paraíso.

Para mí es un término medio.

Emprender parece una labor sencilla, sobre todo ahora que se puede hacer a través del ordenador y de Internet.

Al ser la inversión menor que un negocio físico da la sensación que es más fácil.

Pero emprender es un trabajo como cualquier otro, con sus pros y sus contras. Y no vale para todo el mundo, ya que requiere una serie de condiciones que mucha gente no cumple.

Al igual que no todo el mundo sirve para ser jefe, hay que tener ciertas cualidades o desarrollarlas.

La moda de emprender sigue su auge y me parece bien, creo que estamos en un momento donde el paro en España es alarmante y en vez de esperar a que alguien se interese por ti, si eres tú mismo el que se crea un trabajo es una gran opción.

Pero hay que saber cómo crear un negocio online y las condiciones en las que te vas a ver envuelto desde el momento en el que empiezas.

No me enrollo más, empecemos.

 

Características de un emprendedor

Leyendo artículos por Internet hay un montón de características que dicen que tiene que tener un emprendedor, y según mi experiencia personal he elegido tres puntos que creo que se tienen que tener para ser emprendedor o por lo menos desarrollarlos con el tiempo.

 

1-Tener voluntad

Esta característica es vital, porque si quieres perseguir tu sueño o crear un negocio online vas a necesitar mucha pero mucha voluntad.

Si no te tomas enserio tu negocio o tu sueño no vas a conseguir tus metas nunca.

Lograr sacar adelante cualquier negocio es difícil, es levantarse temprano, a veces tener menos horas de sueño, tener menos tiempo libre, invertir, formarse constantemente, fallar y empezar de nuevo, entrenar la mente y las emociones.

Es un proceso largo y duro.

Si además trabajas desde tu casa, necesitas saber organizarte y dejar claro a tu entorno cuáles son tus horarios.

Tienes que saber manejar la incomprensión de la gente cercana y no tan cercana, que no entenderán a qué te dedicas y que te dirán si no prefieres un contrato estable en una empresa.

Por eso la voluntad tiene que ser de hierro.

No valen escusas, que si no tengo tiempo, que si no me apetece…

Para lograr tus objetivos hay que tener muy claro por qué estás haciendo lo que estás haciendo y qué es lo que quieres conseguir.

En mi caso, ofrecer servicios de copywriting, escribir y desarrollar ideas para otros negocios me encanta. Sé que es un negocio que me hace levantarme cada mañana con ganas.

Pero sobre todo, me encanta mi negocio porque estoy viviendo una vida que quiero.

Los horarios los marco yo y las decisiones también, y eso es lo que me gusta.

Pero claro, hay días en los que no te apetece hacer nada o estás malo. Y aunque te guste tu negocio en esos momentos no tanto.

Por eso hay que tener fuerza de voluntad y entrenarla cada día.

 

2-Manejar la frustración y ser constante

Entrenar, controlar tu mente y emociones es clave.

Porque cuando tu trabajo depende de ti, las decisiones dependen de ti y los resultados dependen de ti, la situación te puede ahogar si no sabes cómo manejarla.

Por ese motivo manejar la frustración es muy importante.

En cualquier negocio hay fallos que se pueden cometer o decisiones que no han resultado como tú esperabas. Y entonces te frustras.

En esos momentos es cuando hay que controlar la mente para no dejarse llevar por la frustración y por el miedo.

Y a pesar de haber cometido un error, hay que saber levantarse y volver a empezar.

Hay que ser constantes.

Que te caes, pues te levantas una y otra vez hasta que lo consigas.

Como dice Tim Robins el 80 % de tu éxito está en tu psicología y sólo el 20% reside en tu trabajo.

 

3-Mantenerse enfocado

Cuando empiezas en el mundo online te puedes volver loco si no te centras en tu negocio. Porque hay tantos canales y medios de difusión y distracciones que puede hacer que pierdas el foco en tu negocio.

No es recomendable que te lances en el mundo online de cabeza en todas las redes sociales que veas e inviertas en todos los medios posibles.

Es preferible que te centres en tu negocio, en conocer quiénes son tus clientes potenciales, si les interesa tu producto o servicio, en mejorar tu producto y elegir con tranquilidad y de forma estratégica qué red social es mejor para tu negocio.

Enfocarse en un solo medio es mejor para ir empezando, de esa forma vas conociendo cómo funciona y si te es rentable.

Así que prioriza y serás mucho más eficaz.

 

Conclusiones

Emprender es difícil como cualquier otro trabajo.

No te regalan nada y no estás en la playa todos los días tomando un mojito.

Pero da mucha satisfacción dedicarse a lo que uno quiere y conseguir tus objetivos.

En la siguiente entrega de emprendimiento hablaré sobre cómo empezar un negocio online y cómo organizarse.

En mi lista de email envió un correo prácticamente todos los días con técnicas de copywriting y storytelling que te servirán para tu negocio, además te regalo un ebook con 5 trucos para escribir mejor cualquier texto sin ser copywriter.

Si quieres compartir tu experiencia emprendiendo puedes dejarla en los comentarios para que podamos aprender unos de otros.  

¿Quieres conocer los secretos del copywriting?
Si te suscribes te mandaré al correo un secreto al día y un ebook de regalo al instante: "Descubre 5 técnicas que mejorarán los textos de tu web sin ser copywriter".
Estoy de acuerdo a que mi información personal se transfiera a MailChimp ( more information )
Si no quieres seguir recibiendo mis emails puedes darte baja y problema resuelto.

Deja un comentario